09 de febrero de 2017

Sumar para soñar: no olvidar el promedio pero con la ilusión de ir por más

La idea básica de directivos y cuerpo técnico sigue siendo engrosar el promedio, aunque está claro que la ilusión de ir por algo más está presente.

Primero era la lucha futbolística y ahora la económica. En esa consigna está este Newell’s que fue sensación en el último semestre de 2016, quedó a tiro de la punta y ahora se encuentra con una presión que todo equipo quisiera tener. Esa de ir por algo más que sumar puntos para engrosar el promedio, que fue el mensaje elevado con intensidad por dirigentes —sobre todo—, jugadores y cuerpo técnico. Hoy existe un entusiasmo, lógico y positivo, de ir por algo más. De hacer historia en este ciclo, como ya lo hicieron muchos tiempo atrás. La cuestión es que decir y reconocer públicamente una intención a veces puede jugar en contra y genera ciertas dudas, más aún cuando Diego Osella piensa que le faltan ciertas fichas para estar tranquilo y pensar en grande con firmeza. Interiormente todos saben que de conservar el andar que tuvo el rojinegro esa misión no sería descabellada, aunque también es cierto que se deben dar muchas situaciones y que aún falta mucho camino por recorrer. “Vamos a tener que sacar puntos porque se van a ir varios al descenso. No hay que hablar de título”, le confió a Ovación una voz del mundo Newell’s entregando una frase que fue escuchada con insistencia el año pasado. Y que conserva la coincidencia con el cuerpo técnico, que públicamente mantiene esa idea de no pensar más allá de la cosecha de unidades. “Hay que ser coherentes, futbolísticamente se mejoró pero hay problemas económicos importantes. Ahora hay que arreglar la cuestión económica”, agregó otra voz conservando la línea del pensamiento casi general que tiene la dirigencia. La lectura no es desacertada, porque la entidad no puede salir de la crisis financiera. Todo lo contrario, el inconveniente se agrava a medida que pasa el tiempo, que no hay ingresos, el inicio del fútbol se demoró, no existen transferencias y la AFA no paga. Todo una situación que pone en jaque a los directivos, en este caso de Newell’s, pero que también padecen otras entidades. Dentro de todo este contexto Osella insiste con que necesita otro nueve para tener una alternativa a Ignacio Scocco. Aparecieron algunos nombres que rápidamente fueron borrados del escenario leproso. Igualmente, desde el club no descartan la posibilidad de que en algún momento “se intente conseguir un delantero”. Aunque también las fuentes consultadas indican que “hoy no se puede”. El tema es que si no hay dinero para abonar los sueldos de los empleados, futbolistas y demás, menos para ir a la carga por otro jugador más allá de que en esta situación llegaron San Román y Mansilla. En Newell’s existe un cuidado extremo por no entusiasmar y sólo pensar en alcanzar la meta elaborada en el inicio del torneo. Sumar para el promedio. Claro que en el análisis interno hay una ilusión porque consideran que existen chances de luchar por algo más grande. Por algo Ignacio Scocco, Maxi Rodríguez y Mauro Formica rechazaron, según contaron allegados a los jugadores, ofertas millonarias del exterior para buscar algo importante en el Parque. Palabras más, palabras menos, en definitiva todos llegan al mismo objetivo aunque por distintos caminos. Porque con el clásico “sumar para el promedio”, de conseguirlo inexorablemente lo ubicará en la pelea. Esa que todos quieren en la Lepra.

Deja un comentario