05 de abril de 2016

Sin fútbol en Central, hay pocas pistas del equipo ante Palmeiras

Una pertinaz llovizna no dejó que Coudet parara un probable equipo para recibir mañana a Palmeiras. Igual, está la chance de que reaparezca José Luis Fernández en el medio.

Un poco la insistente lluvia, otro poco las dudas, y el restante porcentaje se lo llevó un dolor de cabeza. Todo confluyó para que Coudet no pudiera hablar ante la presencia de los periodistas tras los pocos minutos de práctica, la penúltima, pensando en el partido de mañana a las 21.45 ante Palmeiras, por la 5ª fecha del Grupo 2, que puede ser decisiva para la clasificación auriazul. “Me duele mucho la cabeza y no voy hablar. Les pido disculpas a todos. Sobre el equipo no tengo nada. Hoy (ayer) tenía previsto realizar la práctica de fútbol pero por la llovizna no pudimos hacer nada”, se despachó el Chacho pasadas las 19 en el predio de Arroyo Seco.
  El entrenador auriazul en su corto contacto con la prensa además expresó: “No tengo nada del equipo, ni a los once y menos a los 18. Lo seguro es que atajará Sebastián Sosa, mientras que José Luis Fernández viene trabajando bien”.
  Y precisamente la chance del regreso de Fernández es lo que debe analizar el técnico, ya que el mediocampista no juega desde el 21 de febrero, en el partido frente a River Plate, por el torneo local.
La lesión fue en un ligamento del empeine del pie izquierdo que lo mantuvo 40 días ausente (tres semanas con una bota de yeso).
Y la posibilidad de ser parte de los once la tendría ingresando por Walter Montoya, al menos esa es una de las presunciones.
El propio jugador dijo ayer que está “bien y con muchas ganas de jugar. Pero todo va a depender de cómo me vea y lo que diga el entrenador”.
Si se da su ingreso (algo que aparece tal vez apresurado), obviamente esto traería aparejada al menos una variante posicional porque sería para actuar tirado por la izquierda, aunque acompañando más en la contención a Musto, lo que dejaría a Cervi y Lo Celso a moverse más por los costados en el retroceso del equipo. Aunque, claro, Coudet debe pensar más ofensivamente para sumar los tres puntos y así definir la clasificación a octavos de final.
En tanto, los que quedaron descartados para mañana por el propio Coudet son “Villagra, Delgado, Larrondo y Battaglia. Mañana (hoy, a las 17), vamos a realizar algunos trabajos y luego vamos a quedarán concentrados”.
  Con ese panorama, el once auriazul tendría entonces dos cambios con respecto al equipo que empató 1-1 ante Olimpo, en Bahía Blanca. Lo que es una fija, que es el ingreso del uruguayo Sebastián Sosa por Manuel García en el arco y la probable salida de Montoya entre los once para el ingreso de Fernández (o Colman).
El probable: Sosa; Víctor Salazar, Alejandro Donatti, Javier Pinola y Pablo Alvarez; Cervi, Musto, Fernández y Lo Celso; Marco Ruben y Germán Herrera.

“Con el triunfo nos aseguramos la clasificación”

Sebastián Sosa vuelve al equipo de Eduardo Coudet para ocupar el arco en lugar de Manuel García. Para el uruguayo será el quinto encuentro copero y tercero en el Gigante de Arroyito, ante Palmeiras. “Con el triunfo nos aseguramos la  clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores. Además eso nos haría meter de lleno a los tres compromisos por el torneo local, que son fundamentales. Pero lo inmediato es ganarle a los brasileños”, confió el guardavallas canalla, quien será titular ante los brasileños.
El rival del Canalla viene de ganar el clásico paulista ante Corinthians por 1 a 0 y tendrá varios cambios para visitar al equipo de  Eduardo Coudet. Igual, Sosa cree que “Palmeiras, que es un duro rival copero, vendrá obligado al Gigante en busca de una victoria, al menos a sumar, porque una derrota lo dejará casi afuera del torneo. En cambio, nosotros con el triunfo nos aseguraremos un lugar en la otra fase”.
Para Sosa, ante Palmeiras será “una revancha” de aquel 2-0 en contra en suelo carioca, donde el canalla jugó un buen segundo tiempo, falló un penal y creó varias situaciones de gol pero perdió.
“Aquella derrota fue increíble. Fue la primera vez en lo personal que hubo una diferencia muy grande jugando ante un rival de esa magnitud y pese a eso nos vinimos con las manos vacías. El miércoles (mañana) tenemos revancha y ojalá que sea con una victoria”, sostuvo el golero canalla.
Por último, el uruguayo habló sobre clasificar primero o segundo en el grupo: “Primero hay que ganarle a Palmeiras para clasificar y estar tranquilos. No importa si pasamos primeros o segundos a los octavos de final”.

Deja un comentario