18 de agosto de 2016

Robo en la biblioteca: analizan si hubo responsabilidad interna

La fiscal que investiga el faltante de dos obras del escultor Erminio Blotta envió oficios tanto al establecimiento que las exhibía como a la Municipalidad. Se pretende establecer si existió incumplimiento de deberes de funcionarios públicos

Días después de que tomara estado público el robo de dos importantes obras de arte de la Biblioteca Argentina "Dr. Juan Álvarez" de Rosario, la fiscal Verónica Caini, de la Unidad Fiscal Especializada en autores no individualizados (UFE NN), envió oficios tanto a la institución como a la Municipalidad para recabar información. Se pretende establecer si en el hecho existió incumplimiento de deberes de funcionarios públicos.

En el documento dirigido al organismo que funciona en Presidente Roca al 700, de donde desaparecieron obras del escultor rosarino Erminio Blotta que eran exhibidas al público, la funcionaria solicitó el listado general de todo el personal, tanto fijo como contratado, y particularmente de los empleados asignados a la vigilancia, ya sea propia o privada.

Además, espera contar con el protocolo de manejo de obras de arte y con las imágenes de las cámaras de seguridad del edificio grabadas en los días considerados críticos –entre el 14 y 17 de julio–; es decir, cuando se estima que se produjo el robo. Y también requirió una copia del contacto de la biblioteca con Interpol, que interviene en el caso.

Por otra parte, Caini dirigió un oficio a la Secretaría de Legal y Técnica de la Municipalidad de Rosario, donde pide una copia del sumario interno que se inició, así como del listado del personal a cargo de dicha investigación.

¿Incumplimiento de deberes?

Según remarcó en Radio 2 el periodista Hernán Funes, la causa que maneja la Justicia es por robo y búsqueda de las obras, aunque analiza si corresponde abrir otra por incumplimiento de deberes de funcionario público.

Ello se origina por el despliegue o no de un protocolo durante la muestra y por el aviso de las autoridades a Interpol y a la Justicia. Hay indicios de que éste se realizó más de 20 días después de haberse originado el faltante.

Los oficios enviados por la Unidad Fiscal NN que tramita el caso anticipan, además, varias citaciones, al menos para tomar declaraciones testimoniales.

El robo

La semana pasada se conoció que de la Biblioteca Argentina se robaron dos obras del fallecido escultor Erminio Blotta, nacido en Italia y radicado desde niño en Rosario. Se trata de un bajorrelieve de 1913 que retrata al escritor ruso León Tolstoi, que forma parte del patrimonio de la biblioteca, y una escena denominada “Carmen amamantando a Erminio”, de 1920), cedida en calidad de préstamo por la familia Blotta para la muestra Arte y Oficio.

Así se promocionaba la muestra de Blotta.

 

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) solicitó a Interpol a realizar una búsqueda a nivel nacional e internacional de las obras –valuadas cada una en unos 300 mil pesos–, ya que según se presume, pudieron haber caído en el mercado negro más allá de las fronteras argentinas.

En el caso interviene también el Comité Argentino de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, organismo dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación, además de fuerzas federales y aduanas.

Luis Blotta, nieto del artista, aseguró en Radio 2 que presentarán una denuncia civil contra el municipio por el robo y adelantó también que la familia suspendió el proceso de donación de tres piezas más..

Como dato llamativo, la fiscal tomó la investigación el 12 de agosto. Ese día pidió un informe a Interpol y la fuerza internacional le indicó que trabajaba en el caso desde el día anterior, tras una notificación del subdirector de la Biblioteca Argentina, quien a su vez reportó que las obras faltaban, estimativamente, desde el 15 de julio, por lo que es una incógnita qué pasó durante esa brecha de tiempo entre el hecho delictivo y la denuncia.

Deja un comentario