09 de marzo de 2016

Real Madrid pasó a cuartos de Champions entre aplausos

Cristiano Ronaldo y James Rodríguez anotaron los dos goles locales en la segunda parte de un encuentro entretenido en el que los merengues tuvieron la puntería que le faltó a la Roma.
 

Real Madrid recuperó hoy el aprecio del Santiago Bernabéu al clasificarse para los cuartos de final de la Liga de Campeones con una victoria por 2-0 sobre la Roma en un partido que satisfizo a la exigente hinchada blanca.

Cristiano Ronaldo y James Rodríguez anotaron los dos goles locales en la segunda parte de un encuentro entretenido en el que los merengues tuvieron la puntería que le faltó a su rival. De esta manera, el Real Madrid eliminó a un equipo italiano por primera vez en 29 años y quebró una vieja maldición.

Tras la derrota 2-0 en Roma, el conjunto italiano respondió al desafío con un equipo más que ofensivo, con una línea de ataque compuesta por tres delanteros y dejando por detrás al argentino Diego Perotti. El Real Madrid aceptó la propuesta y opuso un esquema más convencional, lo que le permitió tener la posesión, pero no manejar el partido.

Porque las dos ocasiones más claras de la primera parte fueron para la Roma. Primero, Dzeko tuvo un mano a mano ante Navas que tiró afuera. Y lo mismo le ocurrió más tarde a Salah.

Casemiro trabajó a destajo para suplir las constantes subidas -a veces injustificadas- de Marcelo y lo mejor del Real Madrid en la primera parte llegó por parte de Gareth Bale, un puñal en la banda zurda, su posición más natural de acuerdo a sus condiciones.

A pesar de su académica propuesta, y dentro de un choque de calidad, el Real Madrid tardó 21 minutos en rematar al arco. Lo hizo Modric para provocar la intervención de Szczesny. Después llegó otra atajada del arquero visitante en un avance de Cristiano Ronaldo tras una gran jugada de Bale.

Con el equipo blanco muy enchufado ante un rival desacomplejado, el Real Madrid sólo echó de menos en la primera parte un aporte mayor de James Rodríguez, cuestionado por su propia hinchada hasta que se redimió con su gol.

La segunda parte comenzó con un disparo precisamente de James y una gran respuesta de Szczesny. Y justo después llegó otro mano a mano de Salah que el egipcio volvió a desperdiciar. El juego seguía siendo del Real Madrid, pero las ocasiones más claras eran para la Roma.

A la hora de partido se retiró agotado Bale y su relevo fue Lucas Vázquez, un futbolista que le da desborde al Real Madrid. Y así llegó el gol que sentenció la eliminatoria. El extremo encaró, se fue, tiró un buen centro y apareció Cristiano para rematar a gol en el minuto 64. Fue el decimotercer tanto del “killer” blanco en ocho partidos disputados en el torneo.

La Roma perdonó y el Real Madrid lo agradeció. El pase estaba resuelto, y más con el segundo gol merengue, que ocurrió tres minutos después. Cristiano lideró un contraataque que resolvió James con un disparo potente. El colombiano lo celebró como si hubiera sido el tanto de su vida. Sabe que está pasando por un mal momento.

El resto del encuentro quedó para el homenaje del Santiago Bernabéu al veterano Francesco Totti en la última visita del astro italiano al coliseo blanco. Recibió una ovación emocionante.

El Real Madrid se aferró al único torneo que le queda esta temporada y entró en cuartos de final de la Liga de Campeones. Al mismo tiempo, recuperó parte del afecto perdido de una hinchada que esta vez, aunque con sustos, sí recibió buenos estímulos de su equipo.

Deja un comentario