24 de septiembre de 2016

Por el refuerzo de controles, más de 1.500 vehículos terminaron en el corralón en un mes

El municipio realizó un balance de las acciones realizadas desde el 24 de agosto, cuando la intendenta anunció el fortalecimiento de los operativos. Unas mil motos y cerca de 500 autos fueron trasladados al depósito municipal por diferentes motivos. Además, hubo 20 detenciones y 7 clausuras de comercios

A un mes del refuerzo de las medidas de control, la Municipalidad difundió este viernes un balance de las acciones desarrolladas en torno a la fiscalización. El informe indica que desde el 24 de agosto pasado “se concretaron más de 8 mil intervenciones que derivaron en unas 1.500 remisiones vehiculares, 20 detenciones y 7 clausuras de comercios ilegales”.

La Secretaría de Control detalló que, desde que la intendenta Mónica Fein anunció el fortalecimiento de los operativos, se realizaron 7.968 controles de tránsito, uso de espacios públicos y funcionamiento de comercios en la ciudad.

De las intervenciones en el tránsito, resultaron un total de 1.545 remisiones al corralón: 1.049 fueron motos y 496 fueron autos.

Esas unidades fueron sancionadas por alcoholemia positiva, ausencia de elementos de seguridad o falta de documentación reglamentaria.

Los procedimientos, llevados adelante por agentes municipales y policías provinciales, derivaron también en 22 arrestos por comisión de algún delito, porque los vehículos que conducían tenían pedido de captura o porque se resistieron al control intentando evadirlo.

Además, se apresó a una persona que estaba al frente de un comercio ilegal, a otro por el incendio de un contenedor de basura en Pellegrini y Rodríguez y a un hombre por el robo en un comercio céntrico.

Comercios

La intensificación de las acciones también se proyectó hacia la fiscalización de comercios.

En ese sentido, durante este mes se procedió a la clausura de remiserías ilegales ubicadas en Casiano Casas al 2000, Av. Wilde al 300, San Martín al 6400, Mosconi al 3800 y Pasaje Frías al 900.

Por otra parte, se trabajó en una chatarrería de calle Toba al 3600 en el Distrito Noroeste, donde se hallaron 73 chapas patentes que se encontraban en el lugar, al menos una de ellas con pedido de secuestro desde 2004.

Además, se retiraron del local una gran cantidad de autopartes de origen desconocido para su posterior peritaje.

Dicho establecimiento era custodiado por una persona sobre la que pesaba una orden de arresto domiciliario en su contra y que, por no poder acreditar el origen lícito del material secuestrado, quedó detenido.

Además, la Dirección de Control Urbano realizó la correspondiente liberación del espacio público en la acera que la chatarrería invadía con sus elementos dispuestos para la venta.

Durante este último mes también tuvo lugar el desmantelamiento de un local de compraventa en Juna José Paso y Campbell.

Se trataba de un local a cielo abierto que ocupaba espacio en común con los vecinos del lugar. Además, poseía objetos de dudosa procedencia que ocupaban la acera. Tampoco tenía habilitación municipal.

Por otra parte, se fiscalizaron cinco armerías que resultaron contar con toda su documentación en orden.

En tanto, otro de los operativos desarrollados se concretó en Tupac Amaruc al 5400. Allí se desarmó una casilla que los vecinos señalaron como un búnker de drogas.

Deja un comentario