30 de enero de 2017

Nube a nube: al celeste le queda poco

El pronóstico advierte la llegada de pinceladas grises a un cielo que amanece despejado. El aire se espesa a fuerza de humedad y calor. ¿Así se prepara una tormenta?

El último lunes de enero empieza azul y pesado. El aire es más espeso que el de las mañanas pasadas y se percibe la humedad cargando el viento. El pronóstico anticipa agua para los días que vienen.

Las nubes irán llegando si es que se cumple el informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Según indica, el viento norte las acumulará sobre el celeste durante todo el día. La humedad se concentra así en el ambiente, mezclada con un termómetro que promete ir hasta los 34 grados.

El SMN anticipa días de lluvia, como si este lunes fuera un preámbulo de nubes y aire caliente. Martes y miércoles podría ser días grises y pasados por agua. Habrá que ver.

Deja un comentario