14 de diciembre de 2016

Los cortes de luz disparan las consultas para comprar grupos electrógenos

Aún no comenzó el verano y los apagones tienen a maltraer a los rosarinos. Los generadores van desde los 12 mil a los 62 mil pesos

La seguidilla de cortes de luz que viene golpeando a los rosarinos desde el comienzo de la semana multiplicó las consultas sobre compras de equipos generadores que logren paliar los apagones. Uno ultrabásico, para algunas bombitas eléctricas, heladera (sin freezer) y ventilador, se consigue por 12.500 pesos. Si la pretensión es mantener además encendidos un aire acondicionado, el freezer y uno o más televisores, el costo ronda 62 mil. A eso hay que sumarle de dos a tres litros de nafta súper por hora, 50 pesos. Al agobiante calor del lunes (la máxima fue de 37,9º) se le sumó la tormenta y no hizo falta más para que se multiplicaran los cortes eléctricos en Rosario: tres bastante extensos en media tensión, que lograron ser resueltos ayer pasado el mediodía, y al menos otros 85 en baja que aún quedaban pendientes de solución y se confiaba ir reponiendo. Esa no fue la primera gran interrupción del servicio en lo que va del mes: la semana pasada, por ejemplo, arreciaron los cortes en el centro, lo que hizo que los comercios sacaran a relucir rugientes equipos electrógenos para mantener las persianas altas. En rigor, los cortes de la semana pasada (que generaron reiterados inconvenientes comerciales, sobre todo en el microcentro) no se debieron a los dos factores que suelen generar la mayor cantidad de inconvenientes, calor y tormentas con viento fuerte, sino al daño inintencional causado por operarios de una empresa contratista sobre un cable alimentador. Por lo que fuera, el apagón dejó a buena parte del caso histórico a oscuras y las calles, sobre todo la peatonal, se llenaron de los “robots” del verano rosarino: ruidosos equipos generadores de energía. De no contar con uno, bajar las persianas (“y a mano, con lo que pesan”, se quejó ayer una empleada del Outlet del Centro) es casi inevitable por la falta de luz, de refrigeración y de posnet para el cobro con tarjetas. Por eso cada vez más locales disponen de un generador. Los comercios no son los únicos que buscan precaverse ante los cortes de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). Cada vez más domicilios particulares van invirtiendo en esos equipos. Las razones que aducen a la hora de comprar son mantener refrigerados los alimentos, no quedar a oscuras y poder sostener al menos en marcha un ventilador. En los negocios que comercializan generadores admiten que durante los últimos días arreciaron las consultas. “Sí, tenemos muchas, aunque las ventas todavía no están totalmente activadas por la altura de la temporada”, razona el socio técnico de la firma rosarina Quor SRL, Guillermo Girotti. El empresario sostiene que los potenciales clientes se muestran “muy preocupados” por la posibilidad de que también este verano cundan los cortes del suministro, pero acorde con los tiempos que corren “aún esperan para hacer la inversión”. Con la percepción de que el temor a los apagones aún no se traduce en un boom de ventas porque “recién se están dando los primeros cortes”, coincide el empleado de Despensa Digital, Pablo Pedrozo. Aun así, Girotti está convencido de que se trata de una buena inversión, ya que “parece que el problema con la energía en Argentina” está lejos de resolverse. Bajo su óptica, el meollo no pasa por la generación de electricidad, sino por la distribución, dado lo obsoleta que sigue siendo buena parte del sistema. Mientras tanto hay cada vez más casas, se multiplican los acondicionadores y en los últimos años creció ininterrumpidamente la demanda energética. Precios Para garantizar energía suficiente como para cuatro o cinco bombitas de luz, una heladera (no un freezer) y un ventilador, el costo del equipo alimentado a nafta arranca en 12.500 pesos, detalla Pedrozo. Girotti, por su parte, dice que para mantener en marcha una heladera con freezer, varias luces, un aire acondicionado y un televisor, “siempre sin excesos”, un generador de “uso intermitente” (no más de tres horas continuas, luego hay que dejarlo descansar entre 30 y 60 minutos) y 6,5 Kva (kilovatios amper) cuesta “de 18 mil pesos en adelante”. El consumo de nafta súper es de dos litros y medio por hora, unos 50 pesos. Para más exigencia, por ejemplo, un equipo “de servicio continuo” (24 horas), alimentada a diesel y de 8 Kva, arranca de 9.400 dólares. A gas, aclara Girotti, son “aún más caros”. En Despensa Digital, la oferta que eleva un peldaño la prestación “ultrabásica” lleva a un generador capaz de abastecer todo lo elemental (luz, heladera, ventilador), más al menos un televisor y acondicionador de aire, por 62 mil pesos. Puede trabajar 7 horas y media continuas.Así, los generadores empiezan a ser mirados de reojo. El verano aún no empezó y ya hubo prolongados cortes.

Deja un comentario