11 de abril de 2016

La roja directa podría dejar a Javier Pinola afuera del clásico de Central ante la Lepra

Si son dos fechas de suspensión se pierde el duelo ante Newell’s. Si es una y el choque con San Lorenzo se posterga, también. Otro partido que el Canalla deberá jugar en la defensa.

No vale la pena recaer sobre las complicaciones que le trajo a Central la injustificable expulsión de Javier Pinola. Lo hecho, hecho está. El tema pasa ahora por mirar lo que vendrá, que será San Lorenzo y nada menos que el clásico frente a Newell’s. Ahí habrá otro partido que el Canalla deberá jugar. Y no precisamente los jugadores. Trabajo para los dirigentes. Nadie podrá rasgarse las vestiduras y decir que todo dependerá de la decisión que tome el tribunal de disciplina. Son trámites que se hicieron, se hacen y se seguirán haciendo. De hecho con Musto (expulsado ante Olimpo) se presentó un video, con el que se intentó demostrar que el volante no había tenido intención de golpear al rival. Lo de Pinola parece indefendible, pero no hay peor mandado que el que no se hace.

¿Por qué se hace tanto foco en esta expulsión? Por los rivales que asoman. Porque el de San Lorenzo podría ser un partido casi definitorio y lo del clásico no hay que ni siquiera explicarlo. Una roja directa implica, en condiciones normales, dos fechas. Podría ser una (y sólo perderse el viaje al Nuevo Gasómetro) pero ¿si ese encuentro se pospone, que es una posibilidad?

Especulaciones, simplemente eso. Todo por un gravísimo error del que seguramente Pinola no dimensionó en momentos de golpear a Cubero.

Deja un comentario