31 de diciembre de 2016

“Estoy feliz con lo que hicimos en Central”, sostuvo el presidente del canalla

El presidente canalla le dio título a la nota de balance. Lamentó no salir campeón pero dijo que “transformamos a Central en protagonista” y recordó de dónde se venía.

“Yo estoy feliz con lo que hicimos en Central. Hemos transformado a Central en protagonista”. Raúl Broglia, el presidente canalla, le puso título a la nota de un balance positivo de estos dos años de gestión, que coincidieron con los de Eduardo Coudet al mando (más allá de un breve período inicial con Miguel Angel Russo). Quería salir campeón, por supuesto, pero repasó rápidamente de dónde venía el club hasta llegar a este período que lo tuvo como actor principal en casi todo lo que jugó, para ser optimista en este análisis contextualizado. Y ahora con Paolo Montero como técnico de primera división, espera seguir por el mismo camino, exigiendo sí más injerencia de las inferiores en el plantel profesional ahora que la dirigencia acumuló experiencia y puede imponerlo.¿Qué balance hace desde lo institucional y deportivo?Antes que nada debo remarcar que trabajamos sobre cuatro ejes. Ellos son: el fútbol profesional, las divisiones inferiores, la profesionalización de todos los departamentos de la institución y un club sólido que sea a la vez transparente. Y haciendo un balance en cada uno de los puntos debo decir en cuanto al primero que se hizo una gran inversión. Porque consideramos que el campeonato económico era invertir para transformar a Central en protagonista, tal cual terminó sucediendo. Hoy en día estamos instalados como un equipo protagonista y ese es el camino que seguiremos. Con respecto a los juveniles, cuando nos propusimos las metas, queríamos terminar entre los cuatro primeros y que a la vez haya tres chicos como mínimo en la selección. Y salimos campeones de la Copa Challenger (con José Chamot, que “prefirió irse para dirigir primera”) y que cinco de nuestros jugadores están en distintas selecciones. Dejamos la vara alta pero tenemos gente capacitada para seguir creciendo.¿Cómo tomó la partida del ex coordinador de las inferiores Gustavo Grossi a River?Lamentamos que se haya ido porque era una persona con muchos aspectos positivos. Quizá no lo protegimos cuando se decían cosas de él, pero tenemos a alguien como Lucas Maggiolo que es muy preparado, sigue creciendo y nos está dando mucho.¿Qué análisis hace del fútbol profesional?A veces me pongo a pensar para atrás en mi vida. Y me acuerdo que cuando empatábamos con Boca o River hacíamos una fiesta. Hasta que llegó Boerio (Adolfo, del 65 al 70), quien fue el mejor presidente de la historia del club, al menos para mí, y si bien no ganó ningún campeonato nos hizo convencer que Central es un grande. A partir de su mandato iba a la cancha contento porque siempre estábamos ahí. Nosotros no tuvimos este año la suerte de sacar campeón al club, pero no hay nadie que pueda decir que todo el mundo no estuvo interesado o expectante en cómo íbamos. Así y todo hayamos perdido, lo más importante es que el club siempre fue protagonista. Por eso, hemos puesto como meta mantener ese objetivo. Aunque a la vez vamos a exigirle al nuevo entrenador (Paolo Montero) que una parte del plantel tendrá que ser de la cantera.¿Por qué con Coudet eso no pasaba, ya que además en este 2016 trajo a 12 jugadores de los cuales sólo rindieron Herrera y Martínez, y a la vez le prohibió a la reserva que siga entrenando en Arroyo Seco?Entendimos que todo eso fue un error y por eso ahora hemos exigido que no se repita. Nos sentimos también más sólidos y por eso tomamos otro tipo de medidas. Vamos a imponer algunas condiciones. Al poco tiempo de asumir sentíamos que no teníamos todo el poder, pero ahora sí.¿Hicieron un mea culpa con respecto a la política de incorporaciones debido a que cuando eran oposición varios de ustedes cuestionaban que Miguel Russo tenía todo el poder y terminaron haciendo lo mismo con Coudet?Sí, al menos yo lo hice y acepto que es así. El resto no sé qué dice.¿Se enteró que la relación del Chacho ya no era la misma con el plantel?Me enteré. Y se lo dije: “Chacho, me parece que estás muy nervioso”. Incluso hasta cuando nos dijo que se iba, dos meses antes, le expresé que las decisiones en la vida se toman tranquilas.¿Eso fue en la previa del partido con Boca por cuartos de la Copa Argentina, instancia en la que si perdía se iba?Sí, fue en esa fecha. Más allá de todo, tengo una buena relación con el Chacho. De hecho, le escribí el otro día por mensaje de WhatsApp que iba a volver a Central, pero cuando esté más tranquilo.¿Cuáles son los lineamientos que le impondrán a Montero entonces?Principalmente que un gran porcentaje del plantel deberá tener chicos de inferiores. Hay buen material abajo y quedó demostrado en el partido contra Belgrano (triunfo por 2 a 0). Hay muchos chicos con proyección. Lógico que deberá llevarlo como lo sienta. Pero si vuelve Pinola como pensamos, nos potenciará todo.¿Y qué espera de Montero?Nadie puede decir que alguien que venga te va a garantizar el éxito, pero confiamos en lo que puede aportarnos.¿Le duele no haber ganado nada este año, ya que incluso se perdió el clásico?Pero si mirás para atrás, ¿qué taba jugando Rosario Central hace cinco años? Eso fue por las pésimas políticas que tuvo el club en los períodos de Scarabino y Usandigaza, pero ahora Central hizo muy pocos puntos en este torneo que en un futuro se pueden sentir. Pero tenemos jugadores como para ganar bastante. Además, empatamos muchos partidos por ansiedad. De hecho, creo que el gran problema que tenemos es que somos todos ansiosos en Central. Por eso si me preguntan por el balance, digo antes que nada que estoy feliz por lo que hicimos en Central. Hemos transformado a Central en protagonista.”No hablamos con Montero hasta que renunció a Colón”La inminente llegada de Paolo Montero a Central no dejó muy felices a los dirigentes de Colón, pero Broglia sostiene que nunca hablaron directamente con él hasta que envió la renuncia al club sabalero. Y ¿cómo quedó la relación? “Con Vignatti (José, el presidente) no hablé e intenté hacerlo con Darrás (Horacio, el vice), con el cual tengo una buena relación. Pero quiero dejar claro una cosa. Cuando nos vinieron a hablar por Montero, dejé claro que no íbamos a hacerlo con él hasta tanto no estuviera libre. Recién cuando nos dijeron que le llevó su renuncia a Colón lo hicimos. Eso le explicaré a Darrás cuando nos comuniquemos. Yo tengo muchos amigos colonistas y cuando estuve en Santa Fe hace muchos años fui muchas veces a la cancha, porque a mí me gusta mucho ver fútbol y de hecho estuve cuando ascendieron por primera vez a primera (1965). Y a uno de ellos le dije estos días: “Ojo, no tengan tantos pruritos, que cuando llegó Montero hicieron lo mismo a Boca Unidos”. Pero tengo la tranquilidad de que nunca lo buscamos directamente. Lo ofrecieron y sólo aceptamos hablar con él si renunciaba a su ex club. Y eso pasó.¿El enojo de Colón tiene similitudes al de Central con River por Larrondo?Yo no me molesté de que se haya ido, porque por algo firmamos una cláusula de rescisión. Sí me dolió un poco la forma, de irse sin avisar, como escondiéndose.

Deja un comentario