12 de diciembre de 2016

El municipio invertirá $ 336 millones para evitar un colapso con la basura

Son para los 22 camiones del ente Sumar, que en 2015 salieron de circulación por “fatiga”. Aseguran que el servicio será “óptimo”

Con el fin de impedir que la recolección de residuos ingrese en el colapso que se produjo el verano pasado, la Municipalidad apura la licitación para el mantenimiento, reparación y adquisición de tres cajas compactadoras para tener la flota de 22 camiones recolectores en perfecto estado. El 5 de enero próximo, el ente Sumar abrirá las ofertas para adjudicar por 336 millones de pesos el contrato por los próximos 4 años, con opción a 12 meses más. La secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, prometió que se notará un “salto cualitativo” en el servicio. Hace exactamente un año atrás, estallaba el problema con la basura. Durante al menos 72 horas, los problemas con camiones que tuvieron desperfectos sumado a las intensas lluvias habían dejado los contenedores atestados de residuos. El desborde se hizo notar tanto en los barrios como en el centro. Y la normalización del inconvenientes le tomó varios días al Ejecutivo. Una de las razones esgrimidas fueron las dificultades para reparar las unidades y hasta se llegó a hablar de “fatiga” de los vehículos como una forma de admitir “problemas operativos” en la recolección de residuos domiciliarios. Tras un fin de diciembre complicado, mediados de 2016, la intendenta, Mónica Fein, puso en marcha 6 camiones recolectores cero kilómetro, que se sumaron a la flota y la compra de 700 contenedores metalizados. Doce meses después, la Intendencia busca abrir el paraguas y evitar una postal similar. Por eso, y sin demasiada difusión, el ente autárquico Sumar lanzó una licitación que prevé el mantenimiento, reparación y preservación del equipamiento móvil, junto a la compra de 3 equipos compactadores de carga lateral. El contrato es por 48 meses por otros 12 más de prórroga por 336.400.000 pesos. Según indicó ayer a LaCapital Borgatello, nadie había adquirido los pliegos, pese a que la recepción de ofertas se estableció hasta las 10 del 7 de diciembre pasado. El mismo día, y siempre según lo publicado oficialmente por el municipio, pero a las 12, estaba previsto el acto de apertura de ofertas. Luego y según la página oficial se prevé que el próximo 5 de enero se proceda a la apertura de las ofertas económicas. “Hasta ahora hay dos o tres interesados, pero vamos a abrir los sobres con las propuestas y antecedentes técnicos junto a la económica ése mismo día”, buscó justificar la secretaria de Ambiente. El actual concesionario del mantenimiento de las unidades de recolección es la firma rosarina Estrategia Ambiental. “Vamos a relicitar una versión más ampliada de la actual”, explicó la funcionaria, al señalar que el mantenimiento será para los 19 recolectores de carga lateral, 2 lavacontenedores, uno de carga trasera y 5 utilitarios. “En esta licitación está contemplada la reparación de 10 camiones de carga lateral de estos 22 coches, a lo que hay que sumar la compra de un stock de repuestos que la realidad del país ahora lo permite”, advirtió. “Impecables” Los cambios en la licitación se suman a otras reformas: la mudanza a un predio de mayor capacidad para hacer un service preventivo de cada unidad y la reestructuración gerencial del ente. “La idea es dejar la flota impecable y con un abastecimiento de respuestos para trabajar con mayor tranquilidad. La crisis del verano pasado fue muy seria, había limitaciones en la compra de repuestos y esto ya no existe. Por eso, el servicio de mantenimiento debe ser óptimo”, remarcó Borgatello. En cuanto a la inversión de 336 millones de pesos, desde la secretaría de Ambiente aseguran que no existen muchas variaciones a lo que el concesionario venía realizando, salvo la compra de las tres cajas compactadoras y los 10 equipos de recolección a reparar. “Es un salto cualitativo, porque ya tenemos 6 camiones nuevos, estamos reparando coches y tendremos stock. Nos volcamos por licitar a un privado, pero no descartamos en algún momento hacer estas tareas con recursos propios”, finalizó Borgatello para estimar que en febrero podría estar en marcha la nueva licitación. Si la actual concesionaria no resulta ganadora, habrá una transición de 30 días. Esta licitación se lanzó en paralelo a la renovación del contrato con el relleno sanitario en Ricardone que ya levantó polémica en el Concejo por la brevedad de los plazos: para enero debe estar resuelta la disposición final de 800 tonelada diarias de basura rosarina.

Deja un comentario