16 de enero de 2017

El lunes amaneció con lluvia tras un domingo pasado por agua

Amaneció con precipitaciones, aunque ya sin alerta. El pronóstico anticipa una “baja probabilidad de lluvias aisladas” para la jornada. Ayer, en algunos sectores de la ciudad cayeron 160 milímetros y las calles se volvieron a inundar. El panorama más severo se dio en localidades cercanas

El lunes amaneció con lluvias intermitentes que volvían a complicar la ciudad y la región. El pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anticipaba una jornada nubosa con “baja probabilidad de lluvias aisladas”. El calor había aflojado un poco y se esperaba una temperatura máxima de 27 grados. Los mosquitos, a la orden del día.

Y sobre llovido, mojado. Las precipitaciones en este amanecer refuerzan un paisaje que ayer ocupó todo el día. Tal como se anunciaba, este domingo hubo precipitaciones casi de punta a punta y otra vez se produjeron anegamientos. Pero, al menos –y a diferencia de otras localidades cercanas–, no había evacuados en la ciudad, aunque algunos barrios eran asistidos.

Durante este domingo, el coordinador general de Defensa Civil del municipio, Raúl Rainone, precisó a Rosario3.com que en algunos sectores se registraron 160 milímetros de agua caída y en otros, unos 130. Esto generó anegamientos, “mayormente en zonas periféricas como en la última tormenta de similares características”, en relación a la del 3 de enero.

“Que en una sola casa sufran consecuencias ya es grave, pero la situación no se compara con otras épocas donde teníamos que abrir centros de evacuados. Hoy hay drenajes pluviales mucho más grandes”, destacó el funcionario.

No obstante, informó Defensa Civil trabajaba por la tarde con seis cuadrillas, fundamentalmente camiones atmosféricos para extraer agua en los barrios más damnificados, donde si bien se registraban viviendas con ingreso de agua, no había personas evacuadas, según indicó el funcionario.

Enumeró a los barrios Las Flores, Puente Gallego, Tío Rolo, El Mangrullo y bulevar Avellaneda al 4500 como algunas de las zonas con mayores problemas y donde la situación “va a requerir unos días de intervenciones”.

Mabel se comunicó a Radiópolis (Radio 2) muy temprano este lunes. Vecna de barrio Puente Gallego confirmó que en la zona la mayoría de las casas había ingresado agua. Quieren respuestas del Estado y como no las recibe optaron ayer por cortar el domingo el acceso por Ovidio Lagos (acceso a la ruta 18) a la altura de Puente Gallego. Advirtieron que hoy tienen previsto hacer lo mismo si no reciben asistencia.

Rosario no se vio tan afectada como otras localidades del sur santafesino, donde la lluvia volvió a causar estragos, con precipitaciones que en algunos lugares llegaron a superar los 300 milímetros. El avance del agua se vivió con mayor intensidad en localidades como Arroyo Seco, Pueblo Esther, Chabás, Firmat, Chovet, Villa Constitución, Murphy, Elortondo, Wheelwright, Labordeboy y Miguel Torres.

Deja un comentario