21 de febrero de 2017

De vuelta por Arroyito: “Volver a Central era lo que quería”

Carrizo le contó a Ovación sus sensaciones por la vuelta a Arroyito. El canalla adquirirá el 20 por ciento del 60 que tiene Boca. “Es algo que quiero disfrutar”, dijo.

“Volver a Central era lo que quería”. La frase, claro está, corresponde a Federico Carrizo, el jugador por el que Central viene negociando desde hace más de dos semanas. Ayer, después de algunos avances importantes en al negociación que se dieron durante el fin de semana, llegó el acuerdo entre Central y Boca. Los canallas compararán el 20 por ciento del 60 que tiene Boca, por lo que los porcentajes se invertirán y, por supuesto, el club de Arroyito pasará a tener los derechos federativos. Además, el contrato que el Pachi tenía con los xeneizes hasta diciembre de este año Central se lo extenderá hasta junio de 2019. “Preferí esperar el tiempo que fuera necesario, sabiendo que si no se daba lo de Central se me iba a hacer difícil conseguir otra cosa”, tiró el volante ofensivo en diálogo con Ovación, minutos después de haber recibido por parte de su representante, Martín Gustadisegno, que el acuerdo era total y que el próximo paso que debía cumplir era viajar a Rosario para sumarse al equipo que conduce Paolo Montero. Del lado de Central tomaron ciertos recaudos y no hicieron oficial el anuncio debido a que no había llegado la respuesta de Boca al pedido formal que enviaron ayer desde calle Mitre sobre el acuerdo al que habían llegado ya el domingo. “Obvio que estoy mucho más tranquilo porque era lo que quería. Con todo este tiempo que se dilató por un detalle o por otro se me estaba haciendo eterno. Por suerte se llegó a un acuerdo, que es lo que todos pretendíamos. Ahora sí estoy contento”, dijo Carrizo, quien demostró su alegría con la predisposición que mostró para la sesión de fotos en su domicilio de Capital Federal. ¿Para tu gusto se dilató más de la cuenta? Y, para cualquier jugador es difícil cuando se trata de una negociación. Hay algunas que se concretan rápido y otras no, pero acá lo bueno es que se pudo llegar a un acuerdo y puedo ir a Central, que es lo que quería desde hace tiempo. Era lógico que en una negociación cada uno, en este caso Central y Boca, tire para su lado, pero es una alegría que se hayan puesto de acuerdo. ¿Y estos días los viviste con impaciencia? La verdad que lo viví bastante tranquilo. En los últimos días sí me impacienté un poco porque algunos me decían una cosa y por ahí escuchaba otras, pero mi representante me fue siempre muy claro y desde un principio me dijo que la historia podía ser larga. Por eso siempre me hice la idea de que podía llegar a esperar un tiempo más o menos importante para que todo se resuelva. ¿Y en algún momento pensaste que la negociación se podía llegar a caer teniendo en cuenta que en el medio había ofrecimientos de otros clubes? Nunca me detuve a pensar en esa posibilidad, aunque en estos últimos días se me cruzó por la cabeza la chance de tener que empezar a mirar para otro lado. Decidimos esperar el tiempo necesario corriendo el riesgo de que si lo de Central finalmente no se daba se me iba a hacer difícil conseguir otra cosa. Siempre puse la oferta de Central en primer lugar y traté de aguantar hasta lo último. Fue algo que siempre tuve en claro. ¿Qué significa para vos esta vuelta a Central? Me provoca una alegría enorme porque era lo que quería. Mi decisión era estar en Rosario, quería recorrer nuevamente el club. Hace un tiempo tuve la oportunidad de volver, pero por distintos motivos no se dio. Ahora la chance me llega en un momento muy bueno porque siento que crecí mucho en estos casi tres años desde que me fui. En todo este tiempo me tocó ver la entidad desde afuera y muchas cosas las veo de otra manera. Empecé a valorar muchas cosas que estando adentro no se da cuenta. Hoy a Central voy contento, con otra cabeza, pero sobre todo muy feliz. ¿Futbolísticamente, el Carrizo de hoy qué le puede aportar a Central? Mirá, la gente de Central ya me conoce y sabe lo que puedo dar. Soy un jugador dinámico, que le gusta ir para adelante, pero también me gusta tener la pelota. Por suerte llego a un equipo que está armado, donde hay un grupo bárbaro porque conozco a muchos y soy amigo de varios. Estoy seguro que se me va a hacer todo más fácil para acoplarme cuanto antes a ellos. Desde mi lugar trataré de aportar.Sabemos que Montero charló con vos. ¿Hablaron algo en especial desde lo futbolístico o fueron charlas más que nada para saber cómo marchaba la negociación?No, hablamos del tema de la negociación y me comentó el deseo que tenía de poder contar conmigo. Obviamente que yo también le comenté las ganas que tenía de volver y de ser parte del grupo. Pero no hablamos demasiado de lo deportivo ni sobre en qué posición me podía llegar a utilizar.Pero imaginando un poco el futuro, ¿dónde creés que te puede llegar a utilizar?La verdad que no sé porque no conozco mucho a Montero. Vi algunos partidos de Colón cuando dirigía allí, pero escuché y leí que lo que estaban buscando era un jugador para jugar en el lugar de Montoya. Quienes me conocen saben que jugué algo por derecha, pero más por el medio o por la izquierda. De todas formas, el técnico sabrá dónde ponerme. De mitad de cancha hacia adelante trataré de colaborar en el lugar que me toque.Cuando habló de vos, Montero dijo que podías cubrirle varios puestos. ¿Creés que en esa polifuncionalidad vio una de tus principales virtudes?No sé si habrá fijado en eso, pero cuando tengamos la posibilidad de hablar le diré que puedo jugar en el lugar que él me diga. En estos últimos años jugué casi siempre por la izquierda o por el medio, casi nada por derecha, pero me siento capacitado para hacerlo. Sólo es cuestión de charlar un poco, conocernos y después se verá.Otra de las cosas que dijo es que necesitaba un refuerzo que tuviera mucho carácter o bien que conociera lo que es jugar en Central. Y en ese sentido corrías con ventaja.Sí, leí eso que dijo y creo que tiene razón. No porque haya estado yo en esta historia, sino porque es bueno que un técnico pueda ver esa parte del fútbol, en saber a qué club va a ir un jugador. Yo a Central lo conozco muy bien porque me crié ahí. Sé cómo le fue en todo este tiempo y que la vara está alta, pero voy con muchas ganas de conseguir cosas importantes. Tengo muchas ilusiones de ayudar.Además te tocó jugar en uno de los peores momentos de la historia del club.Totalmente. En un momento me tocó la parte más fea y la presión la viví en carne propia. Y hoy estoy contento de volver porque en Central me tocó vivir muchas situaciones malas que por suerte pudimos sacar adelante, como el ascenso y al año siguiente jugar Copa Sudamericana. Hoy volver a un club que deportivamente está en una situación totalmente distinta que cuando me tocó debutar me pone contento y es algo que quiero disfrutar.¿Volver a Central es un objetivo que te pusiste cuando te tocó irte o en ese momento lo hiciste sin saber si algún día ibas a poder retornar?No, cuando me fui siempre supe que iba a regresar. Es más, estando afuera me di cuenta de un montón de cosas que en su momento no supe disfrutar o no pude darles su real dimensión sobre lo que era Central para mí y también para mi familia. Las veces que tuve la chance de venir sentí alegría. Antes no se pudo, pero esta por suerte es distinto.¿En qué aspectos sentís que creciste como jugador? ¿Qué diferencia creés que va a encontrar el hincha en relación al Carrizo que se fue hace casi tres años?No sé, te puedo decir miles de cosas, pero lo mas importante va a ser entrar a la cancha y demostrar todo ahí. Es en ese terreno donde tengo que empezar a devolverle al club todo el esfuerzo que hizo.Hablaste de que la vara está alta y para Montero y los jugadores será un desafío. ¿Para aquellos que llegan como refuerzos puede ser un peso extra?Es lógico que la vara está alta por todo lo que hizo Central en estos últimos años, que es muy meritorio, porque le fue bien por donde se lo mire, más allá de que no haya podido salir campeón, que era lo que todos los hinchas querían. Pero no por eso se puede dejar de lado todo lo bueno que se hizo. Hoy ya no está Coudet y varios jugadores cambiaron, pero tanto yo como el resto de los jugadores sabemos que Central está necesitado de un título y habrá que trabajar para eso. Es muy difícil llegar a las instancias finales de un torneo y ganar algo. Lo que queda es trabajar y mejorar en lo que se pueda. Por supuesto que va a llevar su tiempo, pero mucho no puedo hablar porque no conozco demasiado. Igual, insisto en que donde hay que demostrar es adentro de la cancha.Hablaste de las sensaciones cuando te dijeron que ya eras prácticamente jugador de Central. ¿Te pusiste a pensar en tu primera práctica o el primer partido en el Gigante?Obvio que ya se me pasaron mil cosas por la cabeza porque son tantos los deseos de volver y de jugar nuevamente en el Gigante que quiero que ese momento llegue ya.

Deja un comentario