09 de marzo de 2016

Con el fuego sagrado

Juan Pablo Estellés fue  convocado de urgencia a Argentina XV y no defraudó. El centro jugó, se divirtió y se cansó de hacer tries en la ARC.

Como en una película con final feliz, hoy por hoy Juan Pablo Estellés disfruta de un gran momento. Volvió a vestir la camiseta de un seleccionado nacional, esta vez en Argentina XV, en el marco de la Americas Rugby Championship, después de poco más de dos años. Fue convocado para ocupar el lugar del lesionado Franco Cuaranta y más allá de estar fuera del sistema de Pladar, el centro devenido a wing mostró estar en un gran nivel y no hubo diferencias con sus compañeros que sí lo estaban. En los últimos dos partidos, ante Canadá y Brasil, la rompió y se dio el gusto de dar la vuelta olímpica en la primera edición del Seis Naciones americano.
  El de Estellés es un claro ejemplo de perseverancia, ganas y mucho amor propio. Durante su carrera deportiva las lesiones lo tuvieron a maltraer. No le resultó fácil volver a levantarse una y otra vez, cuando la mala fortuna se ensañaba con su físico. Fueron golpes muy duros, de esos que dejan sin aire al alma y que hacen replantear muchas cosas. La idea de largar todo se hizo presente varias veces, pero nunca pudo torcerle el brazo y por eso tampoco se cristalizó. Pero esos ingratos tiempos quedaron atrás y hoy el capitán de Atlético del Rosario goza de su presente. Como si se hubiera sacado una pesada mochila hoy juega y se divierte dentro de la cancha. Y eso se nota, adentro y afuera de las líneas de cal.
  “El desafío de volver a recuperarse, de volver a estar bien, de agarrar ritmo siempre es grande. Por suerte mi familia y mis amigos me bancaron a morir, aunque tengo que reconocer que me costó. Tuve bajones muy grandes por no jugar, pero hace dos años fue que hice un clic, me tomé todo de una manera más relajada y empecé a disfrutar más dentro de la cancha, algo que había dejado de hacer”, dijo el back al referirse al pasado.
  —¿Esperabas ser convocado?
  —La verdad, no, porque hace mucho que no estoy en el sistema. Igual siempre está la ilusión de jugar en un seleccionado nacional…, siempre la tuve, siempre quise volver a representar al país. Vengo entrenando mucho con el club, tratando de hacer las cosas bien y se ve que vamos por el camino correcto, sino no me hubiesen llamado.
  —Eso se nota en el juego.
  —Es que tomé con calma algunas cosas y aprendí a disfrutar de los momentos. Fue duro, la pasé mal, pero ya está.
  —¿Te sentiste cómodo jugando de wing?
  —Debuté en primera jugando de wing, lo hice una vez en Los Pampas y ahora en estos dos partidos con Argentina XV. La verdad es que no jugué muchos partidos. Es una posición que, si bien no estoy acostumbrado, tiene mucha libertad en algunas cosas, y si logro agarrarle la mano creo que voy a disfrutarla mucho más. Por momentos me sentí fuera de lugar, pero si se me sigue presentando la oportunidad de jugar ahí, seguiré aprendiendo y aprovechándola.
  —Se ve que aprovechás muy bien las oportunidades. En el partido ante Canadá marcaste dos tries y en el cierre de la Americas Rugby Championship  te despachaste con tres tries ante Brasil.
  —Si, el factor suerte también influyó… pero es como hablábamos antes, es tratar de aprovechar cada oportunidad que uno tiene para sacar lo máximo. Creo que por suerte pude demostrar que tengo ganas de estar en el seleccionado nacional y pude plasmarlo dentro de la cancha.

“Tenemos hambre para más”

Atlético del Rosario vive un momento especial. Este año cumple 150 años de vida y en el plano deportivo la primera división vuelve a jugar en el Nacional de Clubes después de 10 años.
  “Es un gran año y creo que tenemos todo para demostrar por qué estamos donde estamos. Tenemos hambre para más. Hacemos un sacrificio muy grande y creo que eso nos da un plus de mentalidad para seguir buscando grandes objetivos”, destacó Estellés.
  “Entrar al Nacional de Clubes hace que arranqués el año con una competencia muy alta. Ese torneo te ayuda a que empecés al máximo nivel pero después de ahí no podés bajar nunca… tenés que mantenerlo y crecer. Apuntamos a jugar un gran Nacional de Clubes, y a sacarle el jugo al Top 14 que es un torneo también muy duro. Para afrontar ambos tenemos una base de jugadores con experiencia más  algunos juveniles que se suman”, destacó el centro.
  Finalmente, el back se refirió a GER, rival en el Nacional. “Hace mucho que no se juega con ellos un partido en primera, en el marco de un torneo. Será un rival muy duro y exigente, como todos los del Nacional. Es un partido con un sabor especial, pero en nuestra cabeza primero está Hindú. Después vamos paso a paso”, concluyó.

Deja un comentario